¿Vivir en un avión? Cómo pudo ser posible esto

Viviendo en un boeing 727 en Hillsboro oregon

Cerca del suburbio de Hillsboro en Portland, Oregon en Estados Unidos, se puede ver un avión Boeing 727 en perfecto estado, apoyado en una pila de concreto, de tal forma que cualquier persona que pase por ahí, podría pensar que se estrello ahí en medio del bosque o algo así; sin embargo, no hay nada mas lejos de la realidad, este viejo avión fue colocado ahí a propósito, de hecho, fue comprado por un hombre para ser colocado ahí. Ahora te contaremos por qué.

A cualquiera que lo mire desde arriba o se aproxime caminando le debe parecer una imagen extraña. Estos aviones fueron muy populares durante tres décadas, pero a los finales de los 80’s comenzaron a dejar de ser usados, muchos fueron desmantelados para reciclar sus partes, muchos fueron abandonados o donados a instituciones de investigación etc., pero solo uno fue comprado por una persona y llevado a un bosque.

Boeing 727 en oregon casa

Bruce Campbell, e un ingeniero eléctrico de 65 años, ya jubilado; y, compró el avión a USD $100,000.00 (cien mil dólares americanos) poco antes de que fuera programado para ser “deshuesado”, y luego lo trasladó a un terreno que compró en 1970. ¿Su intención?, vivir en el avión.

Según explica el portal Everyday Koala: “Cuando se ejecuta correctamente”, explica Bruce, “el atractivo extraordinario de un avión de pasajeros retirado como hogar surge de la magnífica tecnología y la belleza de la estructura esculpida en sí misma. Los aviones de línea son trabajos magistrales de la ciencia aeroespacial, y su extraordinaria gracia de ingeniería no se compara con ninguna otra estructura en la que las personas puedan vivir. Son increíblemente fuertes, duraderos y de larga vida. Y resisten fácilmente cualquier terremoto o tormenta “.

Como se puede apreciar, el ingeniero realmente deseaba vivir en un avión, y desde que consiguió “llevarlo” a su parcela, le ha hecho cambios por dentro para convertirlo en todo un hogar. Quizá te preguntes ¿Cómo lucirá por dentro?, aquí te ponemos algunas fotos de este fabuloso hogar, de los más extraños del mundo.

Bruce Campbell, gusta mucho de tener visitas, e incluso ha invitado a su peculiar hogar a mochileros y otras visitas ocasionales que se quedan admiradas por e imponente hogar aeroespacial de que goza este ingeniero jubilado. De hecho, el avión es un juguete gigante que lo mantiene entretenido de forma exploratoria, dice que “es el juguete perfecto para un nerd de la tecnología antigua” según él mismo declara.

Según se lee en el referido portal: Cuando Bruce compró el avión, trató de mantenerlo lo más funcional posible, con una reserva importante: los motores del avión fueron retirados.

Comprar el avión con sus motores intactos lo habría hecho mucho, mucho más caro, y como Bruce no tenía ninguna intención de mover el avión nunca más, una vez que lo colocó en su pequeña extensión de tierra, decidió que podía hacerlo sin ellos.

Pero mientras faltan los motores, el resto de los sistemas del avión está presente y es completamente funcional.

Vivir en un avión tiene sus ventajas y desafíos. Ya que el fuselaje esta presurizado, no necesita casi limpieza por dentro y ningún insecto puede entrar dentro, sin embargo, la limpieza es un desafío, cada dos años debe llevar una manguera de alta presión para una limpieza profunda evitando que crezcan líquenes y otras vegetación en el fuselaje del avión.

Pero, ¿Cómo logró llevar ahí el avión?

En 1999, la aerolínea griega, Olympic Airlines, retiró su último Boeing 727-200.

Bruce sabía que este era el modelo de avión que quería, y había estado recorriendo el mercado internacional en busca de un avión retirado durante varios años en ese momento.

Con la ayuda de una compañía de salvamento, Bruce compró el avión, lo hizo volar desde Atenas, Grecia, a Portland, y comenzó el proceso de desmantelarlo y transportarlo a su área de bosque.

Limpiando casa avión Boeing 727 en oregon

¿Cuánto costó el avión realmente?

Citando el portal previo: “Bruce había comprado el avión por $ 100,000, pero eso era antes de que tuviera que transportarlo, desmantelarlo y trabajar para volver a cablearlo y restaurarlo después de que la empresa de salvamento lo destruyera por cualquier cosa que consideraran valiosa.

Al final del proceso, Bruce había gastado más de $ 220,000 de su dinero duramente ganado en el avión, pero al final no podía estar más feliz con su decisión.

Después de que la compañía de salvamento había pasado por el avión de Bruce, no le quedaba mucho con lo que trabajar.

Cuando terminaron, incluso la alfombra del avión había desaparecido, dejando el piso de plexiglás del avión expuesto, permitiendo a los visitantes mirar hacia abajo en la bodega del avión.

Muchos de los mamparos y paneles se habían ido también, y en última instancia, esto significaba que Bruce pasaría los próximos años buscando piezas de repuesto, o fabricando las suyas propias.”

Comprar un avión boing 727 oregon estados unidos

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.