Vicepresidenta Mercedes Aráoz pide aumento de sueldo para Congresistas

La vicepresidenta de la República y congresista oficialista, Mercedes Araoz, ha causado debate esta semana tras sus declaraciones a la prensa, en medio de los debates sobre la incorporación de los gastos de representación como parte de los haberes de los congresistas. Mercedes Araoz declaró que en su opinión los salarios de los congresistas deberían mejorar debido a que ya llevan muchos años congelados. “…los salarios de los congresistas estaban atrasados, son más de 15 años que no han cambiado, o 10 años, por lo menos… sí, bueno, fue en el 2016 que se congelaron, y bajaron y congelaron, entonces están congelados; entonces, la intención era darle una posibilidad de que se mejoren, porque, de verdad, ya son muchos años donde hay un congelamiento…” declaró. Ante estas palabras la verdad no entiendo que tanto pueden haberse devaluado los salarios de los congresistas, pues la señora Araoz dice que son más de 15 años que no han cambiado, luego nos dice que en el 2016 se bajaron y congelaron los salarios. Sin ánimos de entrar al debate sobre la plusvalía y de cuanto debe costar el trabajo de un congresista; sin embargo, debemos estar en desacuerdo sobre la respuesta que ofrece la señora Araoz cuando uno de los periodistas que la entrevistaba le consulta: “¿Cuánto debería ganar un parlamentario?”, y la congresista oficialista responde: “No sé, yo no le voy a dar un criterio mío, lo que creo es que es un trabajo también que debe ser remunerado, como cualquier otro trabajo…”; ante esta respuesta la pregunta que nos hacemos es la siguiente: ¿Acaso a los congresistas actualmente no se les remunera?, ¿Acaso no tiene sueldos que superan ampliamente los 10 mil soles?

Las declaraciones que aquí hemos transcrito (del video que puede ver al final), no demuestran empatía por parte de los políticos con la situación de un país que no se puede dar ciertos “lujos”, lo primero que nos gustaría aclarar a los padres de la patria, es que su trabajo es efectivamente remunerado, de hecho, es posible que la remuneración sea desproporcionada al trabajo que efectúan los señores congresistas. Siendo pragmáticos, a los congresistas se les paga con los impuestos que pagamos todos; con los impuestos que pago yo, e impuestos que paga usted, estimado lector, esos impuestos que pagan a los congresistas los convierten en nuestros asalariado, servidores a los que nosotros como pueblo y sociedad remuneramos; ahora le hacemos una pregunta y le inviamos también a responderse: Si usted en su trabajo desea pedir un aumento de sueldo, ¿lo haría en medio de un escandalo en el que su jefe se acaba de enterar que usted cobró gastos de representación y no viajó a hacer el trabajo?, ¿Pediría un aumento de sueldo en un momento en que su trabajo es bastante cuestionado?, ¿Pediría un aumento de sueldo, en medio de varios escándalos de acoso sexual dentro de su división en los que quizá usted está implicado?, ¿Pediría un aumento de sueldo en un momento en que la mayoría de los accionistas piden que usted sea sacado del puesto de trabajo? Si la respuesta es evidentemente NO; entonces entenderá usted porqué las declaraciones de Mercedes Araoz han caído tan mal. La verdad ni siquiera quiero comentar las siguientes declaraciones: “… un congresista mal remunerado, es la tentación para los lobies…”. Ahora resulta que debemos subir los sueldos a los congresistas o permitir que nos asalten.

Francamente, ya no quiero escribir sobre este tema porque es evidente que terminaré redundando en temas como la ética y la moral, y sobre como estas declaraciones tratan de justificar la corrupción y el engaño. Entonces subamos el sueldo a todos y paguemos sueldos también a los pirañitas para que dejen de robar. Señora Araoz, la corrupción no se combate secuestrando los sueldos y obligándonos a nosotros (el pueblo peruano) a pagar sueldos más altos para un trabajo, que, en principio, está mal realizado; señora Araoz, la corrupción no se combate con aumentos de sueldo, se combate metiendo a la cárcel a los corruptos. Si desea pensar en quienes tienen un sueldo incongruente con la importante labor que realizan, si quiere mirar un sector donde los sueldos están congelados, un sector al que realmente no le alcanza para vivir, por favor dirija su mirada al magisterio peruano, y deje de pensar en subirse el sueldo, que ya es bastante alto. Esto es solamente la opinión de un peruano más, ahora trate de imaginar la opinión de los otros 32 millones.

Por cierto, ante lo que usted misma declaró: “No sé, yo no le voy a dar un criterio mío, lo que creo es que es un trabajo también que debe ser remunerado, como cualquier otro trabajo…”; debo agregar que estoy de acuerdo, debe ser un trabajo que debe ser remunerado como cualquier otro trabajo, que se les homologue el sueldo a profesores, policías y congresistas y que todos ganen, lo mismo; de todas formas cuando un congresistas haga trabajos fuera de Lima, podrá hacer uso del dinero de “gastos de representación”, así que a bajarles el sueldo a los congresistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.