Reacciones ante una ordenanza cusqueña de talante discriminatorio

El día lunes el Consejo Regional de Cusco aprobó una ordenanza que pretende impedir el empleo de extranjeros y priorizar la contratación de mano de obra local en las empresas privadas de Cusco. Cuando se relata de esa forma, hasta suena una medida acertada y de interés social, de no ser porque esta medida no solo vulnera la constitución y los tratados internacionales, sino que además atenta con discriminación a los propios compatriotas, puesto que quiere priorizar la contratación de gente local (entiéndase solo cusqueños), por lo que implícitamente estaría discriminando trabajadores de otras partes del país. Hemos estado esperando a que la norma sea publicada en el Diario Oficial el Peruano; sin embargo, hasta el día de hoy no ha sido publicada la ordenanza, sin embargo, en todo el territorio nacional y a través de medios de prensa y las redes sociales se han escuchado voces – como era lógico – en contra de una barbaridad tan malsana, que además podría traer problemas a nuestras autoridades cusqueñas.

El Director Regional de Trabajo de Cusco, el señor Alí León, sería el funcionario que elaboró la propuesta, que era una promesa que el Presidente Regional de Cusco Jean Paul Benavente estaba prometiendo hace varios meses, y que finalmente fue presentada el lunes 13 de mayo ante Consejo Regional de Cusco y aprobada por mayoría con solamente tres abstenciones. Esta mañana en el diario “El Comercio” se informó de la siguiente forma: “…La medida declara de necesidad pública la priorización de la mano de obra regional en la convocatoria de nuevos puestos de trabajo. Tiene sus orígenes en el hecho de que muchos trabajadores locales han sido despedidos con el propósito de que la empresa contrate “entre 2 y 3 trabajadores informales, que reciben un tercio o la mitad de lo que gana el peruano”, explicó a El Comercio el director regional de Trabajo de Cusco, Alí León.

“Los que dicen que la presencia de estos señores ha optimizado el mercado, que hay más ingresos para el Estado, no han analizado. Si se va a producir contratación de extranjeros en nuestra región, que sea bajo el paraguas de la formalidad. Que tengan beneficios y que paguen sus impuestos”, indica.

Cabe resaltar, no obstante, que ningún gobierno regional puede dictar competencias sobre trabajadores inmigrantes, ya que estas le corresponden al Ministerio de Trabajo.”

Así pues, el Dr. Javier Neves Mujica, experto en derecho laboral y docente de la Pontificia Universidad Católica del Perú, expresó en su cuenta personal de Facebook: “La Ordenanza Regional del Cusco que aprueba sancionar a las empresas que despidan cusqueños para contratar extranjeros en situación de informalidad y subempleo, es un desastre. Primero, solo proscribe la sustitución cuando el vínculo laboral se extinguió por despido. ¿Y si se produjo por vencimiento del plazo? En todo caso, debió indicar que se prohíbe cualquier reemplazo en esos términos. Segundo, ¿por qué solo se ampara a los cusqueños? La víctima de la arbitrariedad podría ser una persona de cualquier región del país o, incluso, otro extranjero, y merecería la misma protección. Tercero, el ordenamiento ya impide contratar trabajadores en informalidad e impone sanciones por la infracción. Inútil y discriminatoria.”. Hasta aquí está claro que la norma no tiene ni pies ni cabeza, atenta no solamente contra los extranjeros, sino que además desprotege, y disgrega al resto de los peruanos de otras regiones, como si el evidente talante discriminatorio de la norma contra los extranjeros no fuera lo suficientemente grave. Recordemos que la Constitución Política del Perú, en su artículo 2º dice: “Toda persona tiene derecho: … 2. A la igualdad ante la ley. Nadie debe ser discriminado por motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica o de cualquier otra índole…”, recordemos también que en nuestro sistema se debe cumplir con la jerarquía de leyes y que las ordenanzas no pueden contravenir a la constitución ni los tratados internacionales, como los de la OIT.

Al final también la abogada y periodista Rosa María Palacios, en su programa “Sin Guion” emitió un capítulo llamado “Cusco versus Venezuela” en el que calificó la ordenanza como: “…muy perturbadora y peligrosa para el empleo en el Perú y para el cumplimiento de disposiciones constitucionales y, por supuesto también, de nuestros pactos internacionales como estado…”, en resumen nos hace ver a todos los cusqueños como xenófobos e ignorantes de la ley; no obstante, esto no es obra de todos los cusqueños y no todos están a favor de esta norma. La señora Palacios además argumenta que esto podría traer problemas penales a las autoridades que promovieron y aprobaron esta ley. Habrá que esperar a ver que sucede con esta norma una vez que sea publicada y si se presentará acciones de inconstitucionalidad y alguna otra medida en contra de esta ordenanza ya aprobada y que está causando revuelo en todo el país.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.