Proyecto Teleferico de Huchuy Qosco en Calca se ha perdido

Calca se ha quedado sin Teleferico. Después de una larga disputa y una oposición infundada por parte de la comunidad campesina de Sacllo al consorcio Teleferico de Huchuy Qosco (THQ), el proyecto se ha detenido definitivamente, ya no se realizará la gran obra de inversión de instalación de un moderno teleférico en la zona, que iba trasladar a turistas al grupo arqueológico de Huchuy Qosqo, sino que además el consorcio denunciará a la Municipalidad de Calca y a la comunidad campesina de Sacllo, y exigiran no solo devolución de dinero de la compra de terrenos sino además todo lo invertido y posiblemente daños y perjuicios.

El teleférico de Huchuy Qosqo, era un proyecto anhelado por el sector turístico de Cusco, pues es de capital importancia contar con infraestructura moderna y acorde a este nuevo siglo, además de la imperiosa necesidad de abrir nuevos corredores turísticos para poder descentralizar el turismo de Cusco, que de momento se centra únicamente en Machu Picchu; ahora bien, incluso instituciones como PROMPERÚ, y otras están luchan por ampliar la oferta con campañas como #CuscoLover, sin embargo, esta gran oportunidad de apertura de un corredor importante a Huchuy Qosqo, se ve irremisiblemente afectado ahora. El THQ es un proyecto valorizado en 31 millones de dólares con un recorrido de 5 kilómetros, partia desde la comunidad de Sacllo y llegaba al grupo arqueológico de Huchuy Qosqo; cada cabina del teleférico contaba con capacidad de 45 personas cómodamente transportadas al grupo arqueológico, actualmente la oferta anual de turistas a la zona es de 742 mil turistas al año, pero se preveía que con el proyecto se iba a elevar grandemente este número, y se proyectaba que para el 2028 un millo 76 mil pasajeros iban a arribar a Huchuy Qosqo; elevando no solo la cantidad de turismo en la zona, lo que suponía una dinamización de la economía de la referida comunidad sino que además el consorcio iba aportar el 4% de sus ganancias a la Municipalidad de Calca. Sin embargo, todo este sueño se ha perdido ya.

La empresa ganadora optó por suspender las actividades de “negociación” bilaterales, con la comunidad debido a que no hay ánimo de solucionar las diferencias. El consorcio conformado por las firmas DoppelMayr Garaventa, de Suiza, y Etermar de Perú, ha realizado esfuerzos por llevar adelante el proyecto pero solo se encontró con las negativas de la comunidad campesina referida, por lo que en una carta enviada a la Municipalidad Provincial de Calca y la comunidad de Sacllo, el 22 de abril pasado, hecha pública por el diario “La República” THQ sostiene que desiste de hacer la obra y evalúa “las acciones legales para que la comunidad devuelva a la empresa THQ el monto pagado por el concepto de compra venta y constitución de servidumbre, US$ 350,968.00 así como todas las contribuciones y aportes hasta la fecha”. En el documento firmado por el gerente general, Sergio Oliveira, añaden que la firma evalúa iniciar las acciones legales para que la comunidad campesina indemnice al consorcio Teleférico Huchuy Qosqo por los daños generados con el incumplimiento del contrato. (Diario “La República).

Demanda de la Comunidad de Sacllo

Los comuneros de Sacllo exigen al consorcio el pago del 15% de los ingresos que obtengan por la venta de boletos. Según una publicación del diario “La República” Uno de los abogados de la comunidad, según el Frente Cívico de Defensa de los Intereses de la Provincia de Calca, es Iván Ovalle Escalante, quien, según medios nacionales, trabajó con los hermanos Chávez Sotelo. Estos últimos cumplen actualmente una orden de prisión preventiva de 36 meses por supuestamente encabezar una organización criminal dedicada a extorsionar a la minera MMG Limited.

Un antecedente de Ovalle es que, en septiembre de 2016, fue abogado de la comunidad campesina de Choqueca en Cotabambas, Apurímac, y firmó una carta dirigida a MMG Limited pidiendo el pago de US$ 80 millones por el uso de vías comunales.

“Nos sentimos chantajeados”, dijo un trabajador del consorcio TQH, quien pidió el anonimato, ante esta situación.

Por eso, el Frente Cívico emitió un pronunciamiento cuestionando la postura de la comunidad de Sacllo y pidió al Ministerio Público que inicie de oficio acciones legales contra el abogado y algunos comuneros de esa comunidad.

En inicios del proyecto la comunidad campesina se encontraba a favor del proyecto, ¿Cómo no estarlo?, si el impacto económico es positivo, debido a que se iba contar con un nuevo polo comercial, en el que la comunidad iba contar con el monopolio absoluto, pudiendo contar con puestos de venta de recuerdos, artesanías, restaurantes, y toda suerte de negocios referidos, con una concentración de casi un millón de turistas al año como mercado meta objetivo, sin duda una gran oportunidad de desarrollo. Sin embargo y a pesar de contar con un convenio firmado el 2017, cambiaron de parecer y ahora se muestran en contra de este proyecto; razón por la cual, el 26 de febrero pasado enviaron una carta notarial haciendo demanda, entre las que se encuentra el pago del 15% de los ingresos anuales.

Ante esta situación debemos plantearnos el terrible daño que algunos abogados ocasionan a los proyectos de desarrollo en la zona. Ahora lamentablemente acabamos de perder de forma casi irremisible uno de los más grandes proyectos de inversión de Cusco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.