Ordenan prisión preventiva contra Pedro Pablo Kuczynski

El viernes último el Poder Judicial dictó 3 años de prisión preventiva contra Pedro Pablo Kuczynski, mientras duran las investigaciones por los casos de corrupción en el connotado caso Odebrecht, que está sacudiendo la escena política peruana, y que ha terminado con el suicidio de Alan García Pérez, en su intento por eludir el arresto preliminar de 10 día impuesto en su contra. Por otra parte, Pedro Pablo Kuczynski Godard fue electo presidente en elecciones generales, sin embargo, el congreso con mayoría del partido Fuerza Popular, logró su renuncia, lo que con el tiempo le jugó en contra pues con un nuevo gobierno y con instituciones democráticas más comprometidas en la lucha contra la corrupción, se logró la prisión preventiva de la lideresa del partido Fuerza Popular, Keiko Fujimori, quien en este momento sigue en prisión mientras duran las investigaciones en su contra. Así mismo, llegó el momento en que el propio Pedro Pablo Kuczynski deba ser internado en un reclusorio mientras dura la investigación en su contra por el caso Odebrecht.

Cabe cuestionarnos que, si él no hubiese sido obligado a renunciar a la Presidencia de la República, ni él, ni Keiko Fujimori hubieran tenido ese destino. Sin embargo los procesos abiertos y la purga política, sumada a los juicios que está llevando a cabo el Poder Judicial de Perú, junto al excelente trabajo que está realizando la Ministerio Público a través de la Fiscalía han dejado una sensación a nivel internacional de que en Perú se está realmente comprometido con cambiar las cosas impulsando una política de lucha contra la corrupción, razón por la cual la República Oriental del Uruguay, negó el asilo político a Alan García; y, razón por la cual el gobierno español está llevando adelante el proceso para extraditar al ex juez Cesar Hinostroza, detenido en España, tras fugar de Perú cuando pesaba sobre el un impedimento de salida del Perú.

La sociedad peruana en su conjunto debe estar pendiente del escenario político futuro y defender la democracia y las instituciones democráticas fuertes, que están haciendo grandes avances en lucha contra la corrupción, para evitar que las injerencias de partidos cuestionados consigan detener este proceso, que por primera vez en muchísimos años puede hacer que la política en Perú cambie para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.