Epecuén | El pueblo fantasma con un solo habitante en 2019

Existe una un pueblo en Argentina, como ningún otro sobre la tierra, ya que es un pueblo fantasma, habitado únicamente por una persona. Villa Epecuén es el nombre de un pueblo turístico abandonado al suroeste de Buenos Aires, fundado en 1921 a orillas de un lago que lleva el mismo nombre y que es la razón de que aquel lugar fuera uno de los principales centros turísticos de la zona. Villa Epecuén tenia fama por ser un lugar que podía restaurar la salud de las personas; las saladas aguas del lago servían a los visitantes para tratar problemas de la piel y reumáticos, por lo que el turismo de salud y recreación hicieron de este pequeño pueblo, de 1500 habitantes, uno de los destinos favoritos de la aristocracia argentina desde la década de los 20 hasta los años 70.

En 1985, ocurre la desgracia, cuando la crecida del nivel del lago, logra superar y derrumbar los terraplenes construidos para evitar inundaciones, y, finalmente todo el pueblo turístico lleno de gente, vida, bailes y diversión quedó inundado en 10 metros de agua salada y altamente corrosiva, que terminó con la vida de esta antigua joya del turismo en Argentina.

El nivel de destrucción fue tal que todo habitante abandonó el pueblo, excepto una persona. El señor Pablo Novak es actualmente el único habitante del pueblo, el señor Novak, decidió quedarse y seguir viviendo ahí; él es pues, ahora un anciano, pero sin embargo anualmente recibe siempre la visita de algunos amigos, periodistas, escritores y (ahora) youtubers, que desean conocerle y contar su historia. En sus ojos cansados pero alegres se puede encontrar la ambientación incomparable para escuchar sus relatos; él se dice haber visto nacer y morir el pueblo. Actualmente habita el pueblo en compañía de su mascota, un perro que lo acompaña a todos lados, y se transporta por el pueblo fantasma en su vieja bicicleta, un oxidado y viejo aparato que tiene tantos años como él mismo.

Resulta increíble que exista un lugar, tal como este, en el mundo, es decir un pueblo abandonado y habitado solamente por un poblador y que además reciba de cuando en cuando algún turista, aunque esta vez ya no son aristócratas sino mas bien cronistas y escritores en busca de una historia. El último visitante de este pueblo fue el mexicano Luis Arturo Villar Sudek, uno de los youtubers más grandes del mundo, quien tiene el canal llamado Luisito Comunica, que tiene más de 23 millones de seguidores, en un canal dedicado a los viajes a distintas partes del mundo. Luis Villar, o mejor dicho Luisito Comunica visitó Villa Epecuén, y conversó con el señor Pablo Novak, en un video que no necesita ser relatado. A continuación, les dejo el video para que puedan ver imágenes de Villa Epecuén y de lo que se puede ver ahí si visitan este fantástico lugar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.