Pedro Castillo a un paso de ser declarado presidente del Perú

Pedro castillo nuevo presidente de Peru

Han pasado nueve días desde que se realizó la segunda elección presidencial, el domingo 6 de junio pasado. Así pues, todo este tiempo hemos observado con prudencia y sin adelantar juicios ni proyecciones al respecto del proceso electoral, y las elecciones presidenciales de segunda vuelta. Sin embargo, el día de hoy, por fin, se ha terminado el procesamiento y contabilización del 100% de las actas de sufragio de las ultima elecciones; así pues, en estas se puede observar que el candidato Pedro Castillo, sería el virtual presidente de la republica con un total de 8,835,579 (ocho millones, ochocientos treintaicinco mil, quinientos setentainueve votos), lo que representa el 50.125% de los votos a nivel nacional.

Por otro lado, su contendora, la candidata, Keiko Fujimori obtuvo 8,791,521 (ocho millones, setecientos noventa y un mil, quinientos veintiún votos), lo que representa el 49.875% de los votos. Por lo que, una vez resueltas las denuncias por nulidad de actas, y una vez que el Jurado Nacional de Elecciones, declare la victoria de Pedro Castillo, se estaría concretando la tercera derrota electoral de la candidata Keiko Fujimori.

El clima político y social de Perú esta bastante turbulento, debido a que existe una fuerte consigna de varios periodistas, influenciadores en redes sociales, personalidades y personas allegadas a la candidatura de Keiko Fujimori, por tratar de deslegitimar estas últimas elecciones.

Esto se suma, además, a la turbulencia política y el miedo que ha producido en otros sectores, por el, aún no oficializado, triunfo del candidato Pedro Castillo, debido a que Castillo, no es precisamente la moneda más brillante del cofre de candidatos a las elecciones presidenciales; además, de contar con un plan de trabajo bastante improvisado, y fuertes cuestionamientos por su tendencia de izquierda.

El escenario no podría ser peor, puesto que se estaría gestando “nuevamente”, un clima de ingobernabilidad, que ya hemos vivido en el último lustro, gracias a la mayoría parlamentaria con la que contaba el partido político de la candidata Keiko Fujimori. Recordemos que en esta ocasión no cuenta con tal mayoría, sin embargo, si cuenta con un importante numero de congresistas y aliados políticos que podrían generar nuevamente este clima de ingobernabilidad que está retrasando el avance del país.

Ante este escenario, de una candidata que no acepta su derrota y que, junto a sus seguidores, quienes se aclaman abanderado de la democracia, con actos “antidemocráticos”, pretenden generar este clima de ilegitimidad de las elecciones; y, con un candidato quién ya, finalizado el conteo de los votos tiene la mayoría para convertirse en el próximo presidente de Perú, bajo serios cuestionamientos, sobre su entorno y políticas, por decirlo menos, extravagantes, nuestro país se tambalea en una convulsión social alentada desde las redes sociales, por los seguidores del partido perdedor de la pugna, quienes, absorbidos por su “complejo de superioridad” intelectual, se consideran los únicos que pueden ver claramente el panorama político, buscando que se eliminen los votos de un buen sector de la población, particularmente del sur, quienes han votado en su gran mayoría por Pedro Castillo.

Será momento de comenzar a (tratar) de rescatar la poca unidad que aún puede haber en un fragmentado país, divido en cinco bandos, quienes han dividido en dos este país, fracturado por sus diferencias.

Parafraseando a Cesar Hildebrandt, son dos países que prácticamente no se reconocen. Esta división ha causado una separación profunda de dos pueblos diferentes con, aparentemente, prospecciones e ideales diferentes. El Perú costeño del norte y el Perú andino de centro sur.

Será necesario entender que en estas elecciones no ha habido dos bandos. Han sido claramente cinco bandos: los seguidores de Keiko Fujimori, los seguidores de Pedro Castillo, la población que nunca votaría por la izquierda, la población que jamás votaría por Keiko Fujimori y quinto grupo lo componen los que simplemente no pudieron elegir un bando e invalidaron su voto, dejaron en blanco su voto o simplemente no acudieron a las urnas electorales.

Lo que no entienden aquellos que defendieron la postulación de Keiko Fujimori, es que una parte del país, también tomó una decisión, la de no votar por la candidata por los cuestionamientos que la misma carga sobre sí. Esta mochila superpesada le ha dotado a la candidata Keiko Fujimori, un “anti voto” que hasta el día de hoy no ha podido vencer y que al parecer no desaparecerá.

Los partidarios, pues, de Keiko Fujimori, han dedicado su tiempo y energía a adjetivar a sus hermanos del otro bando, de ignorantes, indios, terroristas e izquierdistas, sin comprender que ambos bandos se encuentran en el mismo nivel de ignorancia solo que separados por un río infranqueable que pocos se atreven a cruzar. Esta es la razón por la que, de todos los candidatos que se tenía, al iniciar la pugna electoral, al final quedaron los peores.

Si el Jurado Nacional de Elecciones declara al candidato Pedro Castillo el vencedor de la contienda, como debe ser, pues cuenta con la “mayoría de los votos”, es deber de todos los peruanos facilitar un clima de gobernabilidad para aquel quien personifica a la nación, pero eso sí, estar vigilantes de que las políticas sean las adecuadas para el crecimiento de nuestro país.

Los peruanos que se encuentran en aquel lado naranja de este del río que separa el país; será momento de darse cuenta, que el río solamente se encuentra en sus mentes y que la verdadera forma de hacer democracia es vigilar que el presidente gobierne adecuadamente y no pedir deslegitimar las elecciones ni sabotear las instituciones del estado, y mucho menos, entregarse a campañas delincuenciales desde las redes sociales como “Chapa tu caviar”, lo cual, en todo caso, solo demostraría que se trata de personas “no democráticas” cruzando la línea de la criminalidad.

El futuro económico del país, ahora necesita un clima de paz y reconciliación que, todos, debemos empezar a buscar.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.