¿Acaso no había otra forma?

soldados usando mandiles rosados, mandil igual mujer

Hay que ser imbécil en avanzado grado para creer que vestir con mandil a los soldados (peruanos) es una campaña para buscar igualdad, por dos simples razones: la primera, es que vestir a un soldado con mandil es como (o representar) mandar a la guerra a un soldado con una sartén en la mano y mancillar el uniforme (no por la femineidad, sino por la sartén); segundo, porque propones que el mandil (rosado y de cocina) es la máxima forma de representar a la mujer. Para mí, ambas cosas son igualmente insultantes; pero, me resulta peor ver a tanto pseudo-intelectual apoyando esta idiota campaña que no conduce a nada, sino a ser una burla aberrante y una forma más de acrecentar la misoginia.

¿Acaso no había otra forma de representar la igualdad?, ¿No sería mejor haber hecho una campaña (si se quería utilizar antojadizamente las fuerzas armadas) ensalzando la labor de las valientes mujeres que sirven en nuestras fuerzas armadas, que dicho sea de paso no usan mandil, sino un uniforme y un fusil para asegurar la soberanía nacional? ¿Se tenía que denigrar a la mujer como una cocinara sirvienta?, ¿Era necesario ver que un mandil representara, no la igualdad, sino la misma laya de servidumbre secular de un país machista?, ¿Se tenía que mancillar el uniforme de nuestro ejercito peruano para demostrar que los políticos no son mas que unos misóginos, fascistas, clasistas (blancos), racistas (blancos), y perversores de todo símbolo que aún nos quede como símbolo de nacionalidad?

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.